miércoles, 26 de noviembre de 2008

Rally Shalymar 2008

Hola a todos. Parece ser que este año las crónicas van de mucho en mucho, eh!. Es por ello que intentaré esforazarme el máximo posible para que vuestra espera se vea gratamente recompensada jejeje.

Bueno, desde aquel lejano 12 de Julio donde corrí mi último rally, no había vuelto a tener la oportunidad de salir a alguna carrera. Siempre pasaba algo que terminaba truncando mis espectativas. Dos semanas después estuve entrenando in-extremis el Rally de Talavera, con Jaime Velasco, pero finalmente no salimos debido a que el preparador del coche se durmió en los laureles. En Agosto, después de entrenar el Rally de Ávila, y a falta de 4 días de la celebración fue suspendido por no tener los permisos pertinentes. Me quedaba con las ganas de salir en un rally de los largos y con tramos cronometrados nocturnos en los que poder adquirir más experiencia. Más tarde anularon el Rally Federación, al que tenía pensado salir con Jaime Velasco en un Clío Sport Max Gr.N. Y por último en el Sierra de Guadarrama, dónde también iba a salir con éste piloto, tampoco se pudo disputar por no disponer de parrilla de faros.

Así con todo, después de 4 intentones nos plantábamos en el Rally Shalymar, en el cual iba a participar a bordo de un precioso Porsche 911 GR.4 y cuyo piloto, Paco, iba a volver a correr después de 20 años jejeje.

El miércoles lo típico: entrega de documentación, comprobar que está todo OK y tirar para entrenar en un Porsche 997 jijiji. Teníamos que dar pasadas a los tramos de Robledillo, La Hiruela y Canencia. Decidimos empezar por el primero de ellos, por lo que fuimos a comer al pueblo de Puebla de la Sierra (sí sí, ese en el que a los rallyeros nos quieren tanto). Después de dar alguna vuelta que otra acabamos en un sitio rarísimo del que no tengo palabras suficientes para explicar cómo era jajaja. Al final comimos bien, demasiado bien diría yo (según avance la cosa os enteraréis del porqué de mis palabras jejeje). Nos dimos nuestras tres pasaditas por la Hiruela (un tramo súpero roto y descarnado en la parte final) una por Canencia y dos por la Puebla. ¡Sí, los entrenamientos habían acabado! pero no mi sufrimiento. Al poco de acabar el tramo de La Puebla, llendo para casa me comencé a encontrar mal, muy mal, muy muy mal.... "¡¡¡PACO PARA!!! Buaaagghhh" jajaja, a tomar por culo la comida!! xD. Ese peaso chuletón que me había comido me acababa de pasar factura. Me puse tan hasta las botas que la comida no se llegó a digerir bien y estuvo dando vueltas en el estómago hasta que terminé petando jejeje. El jueves transcurrió sin problema alguno, dando todas las pasadas pertinentes y sobrándonos tiempo para verificar administrativamente.

Llegó el viernes. Día muy duro y pesado en el que no estás sentado en casi ningún momento y siempre tienes un poco de estress cuando el coche es la primera vez que verifica. Las verificaciones fueron sin problemas y cuando nos queríamos dar cuenta estábamos montados en el coche camino al primer tramo del día, Canencia. En la subida de éste íbamos, creo, bastante bien, saliendo de lado en la primera paella. Pero nuestra decepción fue cuando en la bajada Paco vio que el coche apenas frenaba y, después de librar algún susto con puentes de por medio, decidimos ir a pasarle. Así hicimos en los otros dos tramos que restaban, ir a pasarlos. Yo contaba con ir despacio, pero con lo que no contaba era con volverme a poner malo. Y es que, en dos enlaces tuvimos que parar a que echara otra vez la pota. No me lo podía explicar, lo único que me venía a la cabeza que me pudiera causar tal malestar era un fuerte dolor de cabeza que llevaba sufriendo todo el día. Bueno, guarradas aparte, el viernes estaba finiquitado. Tocaba ir a casa a dormir 4 horas excasas y ver qué pasaba el sábado.

El sábado lo comenzábamos con una diferencia de 1'22'' con Zorrilla, nuestro rival más directo, pero con la misma idea en la cabeza, acabar, e intentar apretar un poquito más. El tramo que abría la jornada era el majestuoso Morcuera. El riesgo de placas de hielo se había disuelto debido al fuerte viento que hizo por la noche, pero esta posible escarcha se transformó en unas señoras humedades. Con cuidadito y aprovechando la potencia del coche en la subida marcamos un 5º en nuestra categoría, arañando 9 segunditos a Zorrilla. Y después de Morcuera... Navafría, ahí es nada. Es el tramo más guapo de todo el rally por varios motivos: las paellas en subida, la fuerte bajada con paellas, siempre hace mal tiempo en el alto del puerto... Y así ocurrió, justo en la "cima" había niebla y estaba lloviendo. Cuando llegamos al control Stop vemos que hemos marcado un 4º a sólo 5 segundos de Dameto... Y SIN FRENOS!! Más tarde marcaríamos otro 4º mejor tiempo. Llegábamos a la primera pasada por el tramo del Jarama situados en quinta posición a 37 segundos de Zorrilla. En teoría en este tramo teníamos que marcar un tiempazo, que nos diera la posibilidad de adelantarle... pero nuestro gozo en un pozo. Nada más salir de boxes nos marcamos un recto, al más puro estilo Pons, en la primera curva del circuito pero con la suerte de que dio gas a tiempo y conseguimos no engancharnos en la puzolana (por cierto... está durísima!! jaja). Así y con esas marcábamos el tercer mejor tiempo y nos quedábamos a 15 segundos de Zorrilla en la general.

Pero no todo era tan bonito, nos esperaban Canencia, que no se nos daba nada bien, y el temido y súper sucio La Puebla-Robledillo. En el primero de ellos aumentó la distancia a 28 segundos. Vaya!, ya no le podríamos alcanzar. Por lo tanto, salimos con la mentalidad de acabar como fuera el tramo de Robledillo e intentar lucirnos en el Jarama. 5-4-3-2-1 Salida de La Puebla. El tramo estaba discurriendo sin mayores contratiempos (algún q otro sustito) hasta que metidos en la zona de los barrancos, tras pasar una curva a derechas, nos encontramos con ¿un 206? de frente. Acababa de trompear o no sabemos qué leches ha pasado. El caso es que no hay ningún SOS ni nada de eso y tiramos para alante, pero a los 100 metros nos encontramos con otro 206 parado en mitad de la carretera!!! y, OJO, con las puertas abiertas. Yo creía que el tramo estaba neutralizado, que realmente le había pasado algo al tío del trompo... pero cuál es mi sorpresa que el tío cierra la puerta y ale, a seguir!!!. Nosotros seguimos haciendo nuestro tramo y al kilómetro o así nos encontramos con el Porsche morado (nº 70) que salía delante nuestro por el fallo de unos comisarios. Le adelantamos como pudimos y ya tiramos hasta la meta. Al final calculamos que, con todas estas cosas, perdimos en torno a unos 30 segundos. Sólo nos quedaba el Jarama y el rally se habría acabado. Paramos a echar un poquito de gasolina en la gasolinera que hay justo antes del circuito. Vamos a arrancar... Y EL COCHE NO ARRANCA!! jooooder. Le pedimos ayuda a gente que había por ahí y conseguimos salir ... pero perdimos tiempo y penalizamos 10 segundos en el control horario. Leches!, parece que se está complicando el final de la carrera... venga, que sólo queda el Jarama, vamos 4ºs. Empezamos el tramo y, esta vez, no nos pasamos de frenada en la primera curva jejeje. Negociamos Le-Mans --> subida de Pegaso y... Antonio Sainz está tirado!!!! SOMOS TERCEROOOS!!!. Seguimos haciendo el tramo, aprovechando la potencia del coche y tirándonos un poquito... marcamos el scratch en históricos y un 2oº en la general total. Sí! El rally ha acabado y somos terceros!!!
Fue una alegría tremenda, que se acrecentó cuando vi a mis padres y sus amigos y a mi hermano justo en el control Stop del tramo!!!.

Más tarde tocaba la ceremonia de Podium, fotos con Vallejo, Pons, etc.

Al final sacamos buenas conclusiones. Para ser la primera vez que corre, llevar ese auténtico monstruo de 280cv e ir todo el rally sin unos frenos decentes... podemos estar contentos.

Quiero dar las gracias a todos mis amigos que fueron a verme a pie de cuneta (Mónica, Dani, Edu, Eloy, Roberto, Miguelito, Carlos, Pablo y amigos, Javi y amigos, Joselic y amigos), a los que estuvieron siguiendo el Rally On-Line (Joseluis, Danifumi...) a Samuel por la mano que nos echó en la asistencia y, como no, a mis padres y mi hermano por estar ahí hasta el último momento.

Ahora toca correr el Rallysprint de Fuente el Saz, esta vez en tierra... ¿o será sobre nieve? La semana que viene lo sabréis.










Foto1: Un espontáneo.
Foto2: Pablo Gil.
Foto3: Padre de Rodrigo Sanjuan.

4 comentarios:

Mikecobreti dijo...

Y la foto mia es la 4, jajaja.
y tampoco se me veia al final del ultimo jarama con "mis padres y sus amigos"???
Que cabron.

Ale, ahora a la tierra, a ver si no llueve, que si no.... con el coche que vas creo que os quedais enganchados en el barro.

Cristian Alpera dijo...

Hola,Miky sois unos cracks,enhorabuena por el rallye y esta estupenda crónica

мσиιιcα dijo...

Dios mio!! que fríoo quee pase... pero al final valió la pena verte ahí dandolo todo y encima... TERCEROS! A ver que tal se os da la cosaa este finde...mucha suerte!!

Danifumi dijo...

Hola Miky, muy buena cronica. la verdad es que con problemas en dos dos ultimos rallies as conseguido subir al podiun. espero que este finde si el coche y el tiempo nos lo permite podamos mejorar uno o dos peldaños la posicion del podiun. saludos nos vemos el domingo.